miércoles, 14 de enero de 2009

Cuando no hay sueño




Hoy seguimos la tónica habitual de las temperaturas y tampoco hemos conseguido superar los 0º grados de máxima. Parece mentira que en estos días más fríos del año, con lo bien que se debe estar en la osera hibernando, algún oso decida salir a darse un garbeo. Y por lo que veo, no es el único úrsido errante que anda por ahí.







Nota: si no está visible la opción para dejar y ver comentarios, pulsa en el título naranja de este reportaje y ya podrás hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario puede tener más valor que el texto que yo haya podido escribir. No dudes en dejarlo. Gracias