miércoles, 26 de noviembre de 2008

Casa de Sierra-Pambley


Edificio central del conjunto de Sierra-Pambley, con el hórreo ubicado en el hueco en forma de U

La Casa de Sierra-Pambley es la edificación más emblemática de Villablino, capital de la comarca y valle de Laciana, y ahora propiedad de la Fundación Sierra-Pambley. Aunque en realidad son dos edificios: uno, con la tradicional forma de U de las antiguas casas lacianiegas y su hórreo en el corral, alberga exposiciones de todo tipo de cuando en cuando; en el otro, se desarrollan los cursos de la UNED, los de verano de la Universidad Carlos III y otros muchos de distinto tipo. Este conjunto arquitectónico es un lugar muy solicitado por los recién casados para tomar las consabidas fotografías.


Víctor, responsable del mantenimiento, nos explica detalles sobre el hórreo

Quien sale a atendernos nos pareció en primera instancia un extra de la película Conan el Bárbaro, sin el hacha de dos manos y después de dejar su disfraz en el vestuario; o también podría ser uno de aquellos guerreros pésicos que tanto trabajo dieron a los romanos bajo el mando de Augusto en la conquista de estas tierras, aunque embutido en unos pantalones vaqueros y en una camisa. Pero es simplemente Víctor, el encargado del mantenimiento de la Casa de Sierra-Pambley, siempre tan gentil y de trato tan noble. Aunque visto de lejos, con esas espaldas de armario, y si además hace tiempo que no pisa la peluquería...


Blasón de la familia Sierra-Pambley y fecha de construcción del conjunto (1774)

Víctor nos va explicando las diferentes dependencias del conjunto, como el pozo, de quince metros de profundidad y ahora rodeado de una caseta de piedra a juego con el resto de edificios; nos muestra el escudo familiar de Sierra-Pambley, con la fecha de construcción de la casa esculpida algo más abajo (Año 1774) o cóm
o la puerta de entrada al recinto se encuentra ahora en un lugar distinto del que ocupaba en sus orígenes; o que el hórreo posiblemente sea tan antiguo como el resto de la casa.


Edificio donde tienen lugar los diferentes cursos (izquierda) y uno de los brazos del edificio central (derecha)

Pero la Casa de Sierra-Pambley no solamente es un islote cultural y arquitectónico en una población de modernas edificaciones construidas a la par de la demanda minera; también es un minúsculo ecosistema que habitan ocasionalmente algunas especies animales silvestres, como esas dos criaturas de la noche -madre e hijo- que han pasado gran parte de este último año en alguno de sus rincones.


Uno de los árboles que plantó Víctor en el pequeño parque ante la entrada del conjunto de Sierra-Pambley, que también pertenece a la Fundación.

Hasta hace aproximadamente un año, la Oficina de Turismo de Villablino estaba ubicada en una de sus dependencias, exquisitamente atendida por Eli y Mari Carmen. Actualmente, se encuentra de nuevo en el vagón de tren que había ocupado tiempo atrás, frente a la Casa de la Cultura. Antes de este traslado, los fines de semana el recinto de Sierra-Pambley permanecía abierto por la situación allí de la Oficina de Turismo. Ahora, los sábados y domingos Sierra-Pambley está cerrada al público y los contrayentes de matrimonio ya no disponen de este entorno para sus fotografías post-boda.

La Casa de Sierra-Pambley es realmente un excelente reclamo turístico en una población en la que poco esfuerzo se ha hecho por conservar la
arquitectura tradicional, la cual sigue desapareciendo con rapidez y en silencio.


El logotipo de la Fundación Sierra-Pambley a la entrada del recinto




Nota: si no está visible la opción para dejar y ver comentarios, pulsa en el título naranja de este reportaje y ya podrás hacerlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario puede tener más valor que el texto que yo haya podido escribir. No dudes en dejarlo. Gracias