sábado, 18 de octubre de 2008

Fuentes del Narcea, Páramo del Sil, Alto Boeza, Omaña, Babia y Somiedo también existen


Peña Rubia, junto a la Braña de los Cuartos (Somiedo)

El ombliguismo no tiene cabida en este blog. Aunque estamos aquí para promocionar el Alto Sil y sus encantos, las montañas tienen como mínimo dos laderas, y en las que hacen de borde de este espacio natural, forzosamente una de ellas está del otro lado. El otro lado puede ser cualquiera de los lugares que se citan en el título de esta entrada. Todos ellos muy interesantes. Además, los límites culturales entre cualquiera de los dos sitios limítrofes que escojamos ya son casi inexistentes. Lumajo es Laciana pero podría ser Babia; Los Bayos es Omaña, pero ¿tan distinto es de El Villar de Santiago, último pueblo de Laciana?; los numerosos hórreos de Laciana -también los hay en Palacios del Sil- bien podrían ser de Somiedo, Cangas del Narcea o Cerredo; no hay mucha diferencia entre el habla de los paisanos de uno y otro lugar; los paisajes varían más dependiendo del tipo de suelo que de la comarca en la que están, siendo prácticamente iguales en igualdad de condiciones.


Pico Chagüeños (Cerredo)

Y bueno, vendiendo la imagen del vecino también se ayuda a vender la propia. Hoy en día, las distancias no son nada en coche. El que se aloja en una de las comarcas puede perfectamente hacer la ruta del día siguiente en la comarca de al lado. Y el enemigo es siempre el mismo, o más bien en plural, los mismos. Entre todos, porque la cordillera Cantábrica en su conjunto está bastante indefensa y ninguneada, podemos dejar en evidencia a los cuatro sinvergüenzas que están haciendo el agosto y llenando sus cuentas bancarias a costa de lo que pertenece a miles y miles de personas.


Monolito en los montes de Primout (Páramo del Sil)




Nota: si no está visible la opción para dejar y ver comentarios, pulsa en el título naranja de este reportaje y ya podrás hacerlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario puede tener más valor que el texto que yo haya podido escribir. No dudes en dejarlo. Gracias